LA OBRA DEBE CONTINUAR

Cuando una persona ama lo que hace, lo hace con el corazón, con una entrega total, sin mezquindades y sin entrar en detalles que puedan opacar su trabajo.

"Voy al escenario, el espectáculo esta noche se hace igualmente", le dijo el artista de 65 años a la cajera que le informó sobre el fracaso en la taquilla.
Ante las butacas completamente vacías, el actor Giovanni Mongiano decidió interpretar toda su obra el pasado fin de semana en el Teatro del Popolo en Gallarate, un pueblo de 54.000 habitantes de la provincia de Varese, en Italia.

En realidad, su monólogo para rendir homenaje a la poesía y a la verdad del teatro, contó al menos al inicio con una espectadora, la cajera que momentos antes le avisó: "Maestro, no sé cómo decírselo, pero esta noche en la sala no hay ni una sola persona".

A pesar del fracaso en la taquilla, en su camerino Mongiano le respondió a la mujer: "Voy al escenario, el espectáculo esta noche se hace igualmente".

De esa manera, Giovanni recitó durante una hora y 20 minutos toda la obra de la que es autor e intérprete, y que se titula "Improvisaciones de un actor que lee".
"Mongiano es un grandísimo actor. Recitó la obra completa, con puntos y comas. Actuó como si estuviera completamente llena toda la sala. Increíble", se emocionó el técnico de luces y sonido en declaraciones al periódico local "Varesenews".

Giovanni Mongiano, quien tiene 65 años y 45 de carrera, admitió que nunca le había ocurrido algo similar. Sin embargo, afirmó que él siempre trata de inculcar a los aspirantes a actores esta lección: "Se debe recitar siempre una obra programada, por respeto hacia el público y hacia el teatro, sin preocuparse si la sala está llena o vacía".
Respecto a lo ocurrido en el Teatro Popolo, el actor añadió: "Fue un impulso irresistible, tenía que hacerlo. Fue un acto de amor hacia el teatro, pero también un gesto de rebelión, provocador y simbólico".



Surge entonces una pregunta ¿dónde estaba el público de Varesse esa noche?
Esta interrogante también debemos planteárnosla nosotros aquí, porque muchas veces hemos sido testigos de funciones con cinco o diez espectadores: ¿Dónde estamos que no apoyamos a nuestros actores?
Cada uno reflexione al respecto.