PAUKARTAMPU Y KIMBA FÁ

Conversaba con unos amigos acerca del montaje de Paukartampu que se viene presentando en Lima, y –cuando no- surgieron los eternos disconformes.
Se argumentaba que era una copia del Cirque Du Soleil adaptado a una costumbre cuzqueña en homenaje a la Virgen del Carmen, en pocas palabras un Cirque cholo y para redondearlo todo representaban en carpa.
En lo personal, a mi el espectáculo me parece sumamente impresionante y creativo, el trabajo realizado por César Aedo (actor y mimo) es por demás encomiable.
La historia es simple: recrea un viaje imaginario en el que un turista, una pareja de panaderos y un borrachín protagonizan escenas de emoción y descubrimiento de las raíces andinas donde se mezclan elementos españoles e incas graficando el rico y mestizo Perú de hoy, con la participación de más de 30 actores en escena, bailarines y acróbatas que lucen alrededor de 100 trajes y máscaras multicolores.
El primer personaje es una panadera que viaja de Oropeza a Paucartambo a inaugurar el horno y vender el tradicional pan cuzqueño. Ahí se encuentran con todo este fervor religioso del que rápidamente se contagian.
Su pareja es también panadero quien desde un inicio se abandona por completo a los encantos de la fiesta y se olvida de la esposa y sus labores.
Los otros personajes son un turista que le toma fotos a todo lo que encuentra a su paso, así como un peculiar borrachín que causará mil y un enredos.
Lo interesante son los números de acrobacia, malabares y circo entremezclados con la parte actoral, de danza y pantomima, contando además con la participación directa del público quien es invitado a subir a escena en varias oportunidades.
¿Negar que hay inspiración en el Cirque du Soleil? Imposible, no olvidemos que el grueso de su carrera la ha hecho en escenarios extranjeros, incluso su formación como mimo la hizo con Marcel Marceau y con muy buenos profesores en otras ramas de la actuación (algo que envidian muchos de nuestros actores), y que su esfuerzo le ha costado.
Todo este despliegue escénico apoyado con música tradicional peruana hace que este sea un espectáculo inolvidable.




Claro que a todos no les gusta, como a uno de estos amigos a quien tampoco le parece un buen trabajo como el del Teatro del Milenio y la obra Kimba Fá que la califica de copia del grupo ingles Stomp. Aquí hay otro aspecto interesante. Todo el espectáculo del Teatro del Milenio está inspirado en ritmos y tradiciones afro-peruanas, lo que lo diferencia del grupo Stomp que es más general en cuanto a ritmos. La temática de Kimba Fá también es muy particular, porque toca lo cotidiano para nosotros los peruanos: la combi, el bar, el fútbol, y personajes como el emolientero, el afilador de cuchillos, la anticuchera, etc. Bajo la batuta de su director Luís Sandoval, bailarines, actores y músicos componen un todo maravilloso de pura raíz peruana.



Y digo yo: ¿hasta cuando vamos a seguir siendo mezquinos con el trabajo de nuestros compatriotas?

1 comentario:

  1. Nunca faltarán los enanos mentales.
    Isabel.

    ResponderEliminar